miércoles, 23 de septiembre de 2009

El cine perjudica seriamente nuestra percepción de la realidad...

Comentaba el otro día que "Pretty Woman" es la causante de tantos mosqueos en los probadores del Zara, porque muchas se llevan al novio esperando que estén pendientes de sus pruebas de modelitos como Richard Gere con la Roberts, y se mosquean cuando ellos se cansan y empiezan a resoplar. Y contaba también Ezne que, si bien en una comedia romántica de las de Sandra Bullock, si coincides con un chico mono en un supermercado probablemente acabeis enamorándoos locamente, en la vida real lo más que te va a pasar si te encuentras al chico mono en cuestión es que si tú te quedas embobada mirándole el culo él aproveche para colársete en la fila para la caja. Y es que si eres de los que dedicas buena parte de tu vida a mirar para la pantalla, ya sea la del cine o la de la televisión (o la del ordenata, vía cinetube y similares), puedes llegar a ver como naturales o perfectamente posibles una serie de cosas que en la vida real, sin guionistas, ni banda sonora chula, ni posibilidad de repetir las tomas, difícilmente tendrán una salida airosa. Y es que ya lo dije el otro día, los libros suelen perder bastante adaptados al cine, pero el cine adaptado a la vida real suele ser un completo desastre... Por poner unos cuantos ejemplos:

Situación peliculera número 1: Tú estás ahí, mustia y aburrida, en tu coñazo de trabajo, y el tío por el que estás coladita llega en moto y vestido de uniforme (de soldado, marine o similar, claro), va hasta tu sitio y te saca de allí cogida en brazos mientras tus compañeras aplauden.

Cruel realidad: En caso de que realmente aparezca tu maromo por el trabajo para llevársete de allí,probablemente lleve unas copas encima, te monte un numerito y convenga pedir una orden de alejamiento o por lo de pronto llamar a seguridad. Y aún poniéndonos en el caso de que realmente te vayas con él feliz de la vida y por voluntad propia, habrás perdido el derecho a paro y a finiquito al largarte tú y sin preaviso ni nada. ¿Y de veras crees que tus compañeras van a aplaudir si te largas con tu novio a mitad de jornada y tienen que cargar con el trabajo que has dejado a medias?


Situación peliculera número 2: Tu ex novio, con el que sigues manteniendo una buena relación y sigue habiendo una gran tensión sexual no resuelta (o resuelta por última vez hace por lo menos dos temporadas de la serie, que pal caso es lo mismo), va a casarse con su nueva novia. Como seguís siendo amigos tú vas aunque eso te destroce. Pero en el momento de la ceremonia, él es incapaz de decir el "sí quiero" y planta a su novia, o confiesa públicamente que sigue enamorado de ti, o incluso pronuncia tu nombre en el altar.

Cruel realidad: Con lo divertido que es cuando lo ves en la tele, y en la vida real nunca me ha cuadrado una boda donde uno de los dos se haya fugado, o haya confundido el nombre, o haya confesado el amor por otra persona y haya solicitado seguir la ceremonia pero cambiando de contrayente. Si realmente tienes los huevazos de ir a la boda de tu ex, verás como se casan, te irás al banquete de turno, te pillarás una melopea infernal para sentirte menos fuera de lugar y probablemente acabes despertando al día siguiente con una resaca infernal y un desconocido a tu lado. Y reza para que no sea ningún componente de la tuna que los tíos de la novia mandaron a cantarles a los postres...

Situación peliculera número 3: Después de una bronca infernal tu novia te ha dejado y se ha mudado a un pueblecito de Wisconsin para poner tierra de por medio. Tú no te rindes así que la llamas todas las noches y le dejas un mensaje en el contestador, aunque nunca obtienes respuesta. Finalmente te armas de valor, pillas un vuelo a Wisconsin y cuando sale del trabajo te encuentra sentado en el porche de su casa. Os reconciliais y os besais apasionadamente.

Cruel realidad: vuelvo a repetir lo de la orden de alejamiento. Y si se muda de casa y al volver de trabajar te encuentra allí, no descartes tampoco un arresto por allanamiento de morada.

Situación peliculera número 4: Tienes un nuevo compañero de trabajo. Desde el principio chocais mucho porque te parece machista, prepotente, cínico y un cabrón con las mujeres. Sin embargo, al veros obligados a tener un trato muy cercano vas descubriendo el alma sensible que se esconde bajo esa coraza y acabais locamente enamorados.

Cruel realidad. Tienes un nuevo compañero de trabajo. Desde el principio chocais mucho porque te parece machista, prepotente, cínico, y un cabrón con las mujeres. Sin embargo, como además con los de arriba es un lameculos profesional, no tardará en ascender. Ahora que es tu inmediato superior no puedes enfrentarte de la misma forma a él...

Situación peliculera número 5: Te sientes un tanto débil y griposo, así que decides ir al médico. Una vez llegas, te atiende una doctora de 18 años, rubia platino con una batita hiperescotada a ras de culo. Para poder atenderte con más facilidad, pide la ayuda a la enfermera, pelirroja, con uniforme también extracorto y medias blancas de liguero. Eso sí, en vez de tomarte ellas la temperatura, tienes que ser tú el que utilices con ellas tu "termómetro" (Sí, supongo que habréis adivinado que esta no es de Meg Ryan)

Cruel realidad: Te sientes un tanto débil y griposo, así que decides ir al médico. Te dan cita para dos días después. Van con un retraso del quince porque el centro de salud está saturado, y tienes alrededor a cinco viejecillas compitiendo entre sí a ver cuál de ellas tiene más achaques. Entras, toses, el médico te dice que es un virus, te extiende la receta y te largas por donde has venido...

13 comentarios:

nina dijo...

Muy grande XDD y muy real, sí señora :)

Ezne dijo...

Aquí te has superado a ti misma. Verdaderamente. Lo de la orden de alejamiento me ha matado. Te lo juro! xD

Ayer vi de refilón una peli (no sé el nombre) en el que al final, la chica se va a la casa de la playa, y viene el maromo en su barco y tirando de una cama que ella intentó comprar pero ya estaba vendida... al final se tiran los dos vestidos al agua y se besan apasionadamente.

Situación real: ¿Crees que un tío va a comprar un remolque, una cama y un barco, se va a sacar el carné de patrón en un ratillo y se va a lanzar a navegar hasta tu idílica casa que curiosamente no tiene vecinos, y a ti te de justamente ese día por estar en la playa reflexionando sobre tu vida

¿?¿? Y es más, ¿crees que en una situación real tú vas a tener una casa maravillosa escondida en una isla paradisíaca con la mierda de sueldo que ganas???

Seguro que podemos seguir ampliando esto, yo me he tragado demasiadas pelis made in Jolibú.

Ezne dijo...

Di, anímate... cuenta tú alguna, y espera que llegue Sophie xDDDD que de esta nos hacemos una Tesis!

Illuminatus dijo...

Hay dos palabras en inglés que forman una de las expresiones más hermosamente descriptivas que he conocido: wishful thinking. En castellano se emplea pensamiento ilusorio, mucho más soso, dónde va a parar.*

Las bases del 90% (estadística ficticia basada en una burda generalización, por otra parte, cierta) de las películas del género de comedia romántica de Hollywood están basadas en ese concepto. Make of it whatever you want.

Aparte de eso, también hay una costumbre alarmante de confundir lo que viene a ser la sensibilidad con la sensiblería y/o el sentimentalismo. Brother, de Takeshi Kitano, es una película tremendamente sensible (dejando de lado el tema de la sangre), como Hana-Bi o Rocky I (si, si, la de Stallone). Cualquiera de las comedias románticas indicadas de forma soslayada en tu columna o algo como el Niño con el Pijama de Rayas serían sensibleras.

Naturalmente, la gente que no sabe distinguir ambos conceptos es más bien superficial. Y así nos va.

Ika dijo...

Pero cuanta verdad!! Si es que el cine y las series nos hacen tanto daño!! Y ya no hablemos de Disney que esos también pueden dar para escribir muuuucho!!

Si es que tenemos que abrir los ojos!! Mr.Darcy (Orgullo y Prejuicio) o Mark Darcy (El Diario de Bridget Jones) no existen!!!!!

Besotes

Pikifiore dijo...

Y la tipica escena repetida hasta la saciedad en el que el chico de turno llega al aeropuerto con el tiempo pegado al culo justo a tiempo para subir al avion en el que está su chica y decirle que la ama? Vamos hombre...con lo que se tarda en encontrar la puerta de embarque en Barajas, en pasar el control de policia y sacar toda la mierda que llevas en los bolsillos para dejarlo en la bandejita de colores...Y luego en la puerta de turno,la "simpatia" de los trabajadores de la compañia de low cost correspondiente,a la que le importa un culo que el amor de tu vida haya embarcado, porque bastante preocupada está ya con la mierda de nómina que ha ingresado este mes.SI después de todo esto,consigues entrar al avión y detenerlo, lo siguiente es declarar en un juicio por imputación como miembro de grupo terrorista.Un beso

Etiam (también conocida como Sophie xD) dijo...

No, si al final vamos a terminar con un blog común,ya veréis, tantas lenguas afiladas juntas en un espacio común no puede dar nada bueno...

La vida en las pelis es preciosa and pigs might fly! . En House, Cameron está siempre perfectamente pintada y maquillada, es dulce como la miel y suave como una ovejita. En la vida real,una residente va con los pelos tiesos, sin maquillar y con cara de mala uva a las 5 de la mañana porque le llaman "que dice la señora tal que su niño tiene fiebre, que si le da paracetamol o le da ibuprofeno", "dos hostias, dale dos hostias a la señora".

Yendo a lo romántico: en la vida jolibudiense, a tí te dejan y tú te hartas de helado y pañuelos, no engordas un gramo y aún así estás preciosa, lista para esperar que el maromo de turno vuelva para pedirte perdón,porque tú eres el amor de su vida. En la vida real, coges 5 kilos, no tienes fuerza ni para maquillarte y a las dos semanas vas en chandal por la calle, con la coleta, la cara mustia...y te encuentras a tu ex-churri con una tía despampanante al lado, haciéndose carantoñas y riendo. Por no hablar del concepto de romanticismo. En las pelis, romántico es quien va a recogerte en un cochazo a tu piso, te lleva un ramo de flores y hala, a cenar a un sitio supermegafashion. En la vida real, romántico es quien te hace la cena con todo su cariño el día que estás muerta de cansancio y además ha ido al supermercado a por tu postre favorito. Eso es romanticismo xD

MissMurphy dijo...

Illuminatus, efectivamente, y además normalmente son escenitas muy "standard" (lo del chico que va a buscar a la chica a algún rincón perdido, lo de seguirle al aeropuerto o lo de las bodas interrumpidas sale en tropecientas pelis o series), así que supongo que a base de verlas tantas veces la gente asimila que eso es romanticismo... aunque la mayoría de esas cosas si te pasan en la vida real, o dan miedito o vergüenza ajena...

Ezne, lo de la cama me ha matado. En la vida real, como mucho llegas con la caja de una cama de Ikea, y entre que discutís por cómo se monta os separais otra vez XD

Ika, lo de las pelis de Disney también se las trae, pero a Disney no le puedes pedir mucha fidelidad a la realidad: yo sigo preguntándome por qué goofy habla y lleva ropa y pluto ladra y va en pelota picada, si ambos son perros...

Piki, un día que me den mucho la lata en el aeropuerto voy a probar a decirles: "por favor, déjenme pasar, el amor de mi vida va a bordo de ese avión y tengo que encontrarlo!", a ver si cuela...Claro que si colara, ya veo a Bin Laden y demás chapándose toda la filmografía de Meg Ryan y similares para aprender a colarse en los aviones...

Nebulina dijo...

Qué le vamos a hacer, el cine y la literatura nos hacen formarnos ideas que luego no se parecen en nada a la realidad. Eso sí, la realidad a veces supera lo que habíamos esperado, pero mil veces
Un besazo!

MissMurphy dijo...

Jejejeje, Etiam, es que los médicos de ficción llevan una vida de lo más entretenida. Por no hablar de que ligan un montón: yo no sé cuántas crías de 18 años estarán ahora solicitando la matrícula en Medicina para ver si cuando sean residentes les toca currar con un médico a lo Mark Sloan, XDDDD! (aunque por otro lado, así incentivamos a los adolescentes de hoy para que estudien y lleguen a ser universitarios, se lo podemos recomendar a Nina para sus cabestros!)

Nebulina, efectivamente, hay veces que la realidad supera a la ficción...yo ahora llevo una temporada muy rutinaria, pero en mis tiempos mozos más de una vez pensé que de nuestro grupo de amigos se podía hacer una telecomedia a lo Friends tranquilamente... aunque nos suprimirían escenas por quedar poco verídicas!

Etiam dijo...

Claro, para que luego se encuentren en el hospital con la vieja guardia (chocos de más de 40 años con barriga cervecera y añoranza de tiempos donde la mujer estaba en casa con la pata quebrá y repitiéndoles lo listos que son, con algún divorciado que va de madurito interesante a quien le gusta la carne fresca) o con la nueva guardia (donde hay de todo, desde el choco que se cree un grácil delfín hasta el pez payaso, el medusa a quien te acercas diciendo "qué mono" y te pega un trallazo, el pulpo a quien querrías lejos, el alga tímido que quiere confundirse con el paisaje,el gamba, el lindo delfín y suma y sigue)

MissMurphy dijo...

Ya, Etiam, pero qué quieres, haber elegido muerte,jajaja! si también si ves una serie o peli de periodistas parece que todos están buenorros, ligan todos con todos y vivien mogollón de aventuras destapando escándalos.. y al final acabas trabajando con algún adicto a los trankimazines que ni siquiera tiene la carrera, escribiendo reportajes sobre el concierto de bisbal en las fiestas patronales , e intentando explicarle al cabestro de tu jefe por qué, por más que les mole a su perfil de lectores, no es ético titular la noticia del aborto con algo del tipo "ZP envía a los escuadrones de la muerte de Bibiana Aído a matar bebés..."

Nebulina dijo...

Yo admito que guardo la pequeña esperanza de que algún día, no muy lejano, cuando vaya al hospital esté Sloan esperándome porque es mi tutor.
Dejadme soñar vale???